Historia de Santiago del Estero

Por Guillermo Adolfo Abregú

Breve reseña histórica de la provincia de Santiago del Estero, nominada "Madre de Ciudades" por ser la más antigua de la Argentina. Fragmentos de la obra publicada con forma de libro por la Municipalidad de la Capital de Santiago el Estero en 2003, con motivo de celebrarse su 450 aniversario.

Mi foto
Nombre: Agencia Digital de Noticias
Ubicación: Internacional, Santiago del Estero, Argentina

lunes, julio 25, 2005

Santiago del Estero 1553 - 2003

“Madre de Ciudades”

Breve introducción

La historia de la colonización y fundaciones de pueblos en lo que hoy constituye nuestro territorio nacional, y de modo especial el norte y centro argentinos, es tan interesante como discutida en ciertos aspectos que aún hoy se prestan al debate.
Desde luego que existe un sinnúmero de probanzas, actas capitulares, testimonios epistolares, crónicas y una variada gama de textos y documentación depositados en importantes archivos, que permiten recoger con fidelidad los hechos de aquel entonces, además de profundos y ponderables estudios de conspicuos historiadores que nos han allanado el camino para conocer lo más acabadamente posible nuestro pasado. Sin embargo, también se da el caso de que no siempre existe -o no se ha encontrado- la prueba precisa para dilucidar acontecimientos de fundamental importancia que permanecen en el terreno de la duda, la conjetura, la deducción o la falta de prueba en contrario que dan pie a encontradas interpretaciones históricas, cada una de ellas con su razonamiento o lógica de sustento.
Desde luego, la historia es irrefutable cuando ofrece documentación fehaciente. No obstante, hay hechos en la historia no siempre documentados como debió o debiera ser, pero sí consumados de tal modo que a partir de ellos se generaron
procesos de consubstanciación y evolución que les dieron el carácter de irrevocables.
El nacimiento de la ciudad de Santiago del Estero en 1553, es un hecho que continúa prestándose a la discusión en la actualidad por las singulares características que lo rodearon. “Fundación” o “traslado” de la ciudad es el tema que ha dividido siempre la opinión de historiadores y estudiosos.
Como se sabe, en 1952, la Academia Nacional de la Historia, dictaminó que el capitán Francisco de Aguirre fundó la ciudad de Santiago del Estero el 25 de julio de 1553. Fallo basado en citas documentadas, pero carente de un acta fundacional o documento preciso de aquel entonces que diera fe del hecho trascendente, como lo fue, por el contrario, el hallazgo en el Archivo Nacional de Sucre (Bolivia) de parte del acta de fundación de la Ciudad del Barco en su primer asentamiento, efectuado el 29 de junio de 1550 por Juan Núñez de Prado.
Desde luego, existen referencias posteriores de los cabildantes de Santiago del Estero acerca del establecimiento de ésta ciudad realizado por Francisco de Aguirre. Pero las mismas datan de muchos años más tarde y, en todo caso, con citas que dieron lugar a sostener tanto el 25 de julio como el 23 de diciembre de 1553 como fecha fundacional.
No obstante, las aseveraciones de mayor peso para determinar la fecha del último traslado de la Ciudad del Barco y nacimiento de Santiago del Estero, tuvieron por sustento las actas capitulares de 1590 que daban cuenta que el 25 de julio de 1553, Francisco de Aguirre “mudó esta Ciudad (del Barco) e le puso por nombre Santiago”. Otras actas capitulares de 1700 y 1774 aludían a esa fecha como la de la “fundación” de la ciudad.
Lo cierto es que Santiago del Estero, a partir de entonces quedó asentada definitivamente y sin revocatorias posteriores que pudieran torcer lo actuado por Francisco de Aguirre. Aún teniendo en cuenta que en 1555 la Audiencia de Lima mandaba reponer como gobernador a Núñez de Prado, de quien -misteriosamente- nunca más se supo nada, pues también cabe señalar que en 1563, Francisco de Aguirre fue nombrado gobernador por el virrey del Perú, Diego López de Zúñiga y Velasco. Por otra parte, el 19 de febrero de 1577, el Rey Felipe II, le concedió a Santiago del Estero un Escudo de Armas y el título de “Muy Noble”, lo cual bien podría sostenerse como una confirmación institucional de la nueva ciudad que sucedía a la del Barco 3º. No obstante, se sostienen argumentos en contrario que apuntan a restituirle los méritos fundacionales a Juan Núñez de Prado.

3 Comments:

Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

noviembre 12, 2005 7:47 p. m.  
Blogger Roberto Iza said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

setiembre 12, 2007 9:31 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Muy bueno muchas gracias :-) HINATA

mayo 27, 2012 5:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 Julio Carreras
en Facebook